domingo, 26 de junio de 2011

Una nota más del cisne de Tuonela

Aportación de Ma.a

Gracias

EL CISNE DE TUONELA (Sibelius)

Mientras los hombres duermen

como en su cápsula el gusano,

ya sin amor y sin nostalgia, altivo,

su imagen se desliza en las extáticas

ondas nocturnas de la música.

Al frágil resplandor se yergue el tallo

de su cuello, su cuello que aún sostiene

dos encendidos jaspes y una boca

que modula la lúgubre elegía.

Blanco espectro, jazmín de las tinieblas,

lejano y desdeñoso

como un alma que fluye

por las aguas del río de la muerte.

Sólo su estela de misterio

queda temblando en la penumbra.

Lento, profundo, numinoso

silencio de la noche en las orillas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu mensaje. Siempre me hace ilusión saber que alguna persona, en algún lugar, se siente interesada por algo de lo que aquí escribo.