sábado, 4 de abril de 2009

Las aventuras de la "mano negra"

Volviendo al tema de mis recuerdos infantiles, os presento aquí uno de mis libros favoritos de cuando era niña: Las aventuras de la "mano negra", de Hans Jürgen Press. Fue un libro que encontré por casualidad en la biblioteca de mi antiguo colegio, que me encantó y que leí con entusiasmo varias veces.

Este libro narra las aventuras de "La mano negra", una pandilla de niños que se dedican a resolver misterios como auténticos detectives. Félix, Rollo, Adela y el pequeño Kiki con su ardilla son los miembros de esta banda de sabuesos.

La particularidad de este libro está en que el lector también está implicado en la resolución de los casos, gracias a una serie de ilustraciones en las que deben encontrarse pistas y acertar enigmas. La estructura del libro es la siguiente: en una página se describe una situación, y en la página anexa aparece un dibujo con todo tipo de detalles, en el cual habrá que acertar la pregunta que se plantea. De ese modo, tanto el texto como las ilustraciones han de ser leídas para captar el sentido de la historia. Más abajo tenéis un ejemplo.

Lógicamente se trata de un libro infantil, y visto con ojos de adulto quizás parezca demasiado fácil (yo ya me sé las respuestas de memoria). Pero la diversión ya no está sólo en resolver las preguntas, sino en disfrutar de los dibujos, que tienen todo tipo de detalles y están muy bien hechos. Esos dibujos son obra del propio autor del libro.

Este magnífico libro está especialmente indicado para introducir en la lectura a esos niños que no terminan de cogerle gusto a la misma, así como de divertimento para los que ya son aficionados. Incluso los adultos pueden pasar un ratillo entretenido resolviendo los acertijos.

Ya en la introducción de la historia, se nos explica la dinámica del libro: "Busca la solución en cada dibujo y anótala en un papel siempre que hayas acertado. Encontrarás la respuesta en el texto de la página siguiente. Lee texto y dibujos con atención, y cuando termines el libro, suma todos los aciertos. En la página 130 tienes la clave para poder evaluar si eres un buen detective o... si necesitas afinar tus dotes de observación."

Para poner un ejemplo, os transcribo la primera página con el primer dibujo, a ver si os pica el gusanillo, y que os animéis a regalárselo a vuestros sobrin@s, hij@s, etc.

LA CASA MISTERIOSA

1. Una señal segura

Durante una hora "la mano negra" estuvo tranquila en el aeropuerto* (nombre que dan a un palomar donde se reúnen) haciendo los deberes. Rollo mordía su estilográfica y miraba pensativo a través de los cristales sucios.

Sonó un "crac". Kiki c.a. partió una avellana a su ardilla y escupió las cáscaras en una lata de conservas vacía. Rollo arrugó la frente.

-¿Alondra se escribe con h o sin h? - murmuró

-Eso depende de si es gris o verde - contestó Adela, y se echó a reir.

- Yo, naturalmente, pienso en un pájaro como el de arriba, en el... ¡Caramba!¡No es posible! - Rollo limpió el cristal de la ventana.

- ¿Qué no es posible? - preguntó Félix

- Que ahí enfrente viva alguien - contestó Rollo - ¡pero si esa casa está vacía desde hace tres años!

Toda la mano negra se precipitó hacia la ventana.

- Pero si todo el mundo sabe que en el chalé de enfrente sólo viven unas cuantas ratas - exclamó Kiki c.a. - Mirad, las ventanas y las puertas están atrancadas.

- Déjame ver - y Adela apretó la nariz contra los cristales de la ventana. Después de un rato dijo - Yo creo que Rollo tiene razón, realmente en esa casa vive alguien.

¿Qué demostraba que había alguien en la casa misteriosa?

Hans Jürgen Press. Autor e ilustrador de la obra de título original Die Abenteuer der "schuwarzen hand", nació en un pequeño pueblo alemán en 1926. Ya de niño pasaba largas horas dedicado al dibujo de los parajes que lo rodeaban en su pueblo natal, con gran capacidad para la observación de los detalles. Durante la guerra siguió dibujando bocetos animales y vegetales, y por aquel entonces ya publicó sus primeros dibujos de humor. Más adelante se trasladó a Hamburgo, donde estudió arte y comenzó a colaborar con algunos periódicos aportando dibujos satíricos, caricaturas, y también historietas y dibujos para niños. Después, todos sus trabajos de prensa se convirtieron en libros para niños, con un nuevo esquema que unía texto e imágenes, como "Diciembre", un álbum en color que reúne juegos, pasatiempos, actividades. Finalmente, en "Las aventuras de la mano negra", aunó su gusto por la observación y la investigación.

15 comentarios:

  1. Me gustaría responderte al post anterior; lo hago en éste para que puedas ver la respuesta.

    Creo que el sistema del plan Bolonia respecto a lo que respecta a la docencia de la Medicina, es bueno.

    Si echo la vista atras, creo que las asignaturas de las que más aprendí en la carrera fueron las que me estudié por mi cuenta sin ir a clase (ojos, ORL, Farma), en las que tuve muy buenos profesores (Derma, Histología, Micro) y en las que hice buenas prácticas (Urgencias, Interna, cirugía de tórax).

    Las demás, con profesores normalitos y apuntes normalitos... no me sirvieron; se me olvidaron.

    Es curioso cómo las que me estudié por mi cuenta las comprendí bien. Quizás los buenos profesores no sirvan. Quizás lo que sirva es el interés propio, que es lo que no me faltó en ninguna de esas materias.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario, Emilienko. Recibo todas las respuestas a entradas en mi correo electrónico, así que no importaba.

    Tienes toda la razón, que las asignaturas que mejor se aprenden son las que se estudian con interés. Pero creo que los buenos profesores ayudan, aunque sólo sea a generar ese interés. Ya no tanto porque expliquen bien o mal, sino porque despierten algo en ti.

    Me pasa como a ti. Todo lo relacionado con el riñón ha sido mi caballo de batalla desde que, en segundo de carrera, un profesor de fisiología me hiciera cogerle un asco terrible. Ahora sin embargo me encanta todo lo relacionado con nefro, porque me obligué a mi misma a estudiarlo y comprenderlo, con mis propios libros y sin hacer caso de las aparatosas explicaciones que nos daban en clase...

    De Bolonia no estoy muy al tanto, aunque creo que su espíritu intenta buscar un sistema parecido a mi utopía.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Mis disculpas por seguir a diario tu blog, esas letras torcidas, y no dejar comentario :)

    Enhorabuena por tu trabajo. ¡¡Adelante!!

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias, Prinzezita; me hace ilusión tu comentario, pero más aún saber que en algún momento sigues mis letras torcidas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. hola darky,ya no me acordaba de ese libro,la verdad es que todavia le tengo,aunque no es mio exactaente que es de mi hermano pero lo hemos leido tropezientasmil veces,incluso conlos amigos de pequeños creamos una banda que se llamaba igual.gracias por esos recuerdos

    ResponderEliminar
  6. ste libro es un rollo jaja

    ResponderEliminar
  7. La Mano Negra lo leí cuando era un chaval, con 9 o 10 años y lo recuerdo con muchísimo cariño. Incluso la profesora que teníamos entonces nos lo adaptó para hacer una obra de teatro!
    Ahora yo soy profesor y estoy preparando la lectura para que la lean los chicos este curso... quien lo iba a decir.

    ResponderEliminar
  8. Yo también me leí ese libro!... lo leíamos en clase cuando éramos pequeños, uno lo leía en voz alta y los demás le seguíamos :-) Tengo muy buenos recuerdos de él. Lo leíamos en la clase de Euskera, se llamaba "Eskubeltz taldearen abenturak". Aún lo tendré guardado por ahí. Me encantaba lo que tú dices, que era interactivo, tú también tenías que buscar pistas.

    Por otro lado, me gustaría felicitarte por tu blog. Es sencillamente genial. Lo he encontrado buscando información acerca de la serie Teveo de Noche. Tenía un vaguísimo recuerdo de la infancia (nada más recordaba al robasueños, que era una casa de vecinos y que había unos seres extraños en la luna...). Cuando lo comentaba con la gente nadie sabía de lo que estaba hablando, me sentía incomprendida jejeje.. La busqué durante muchos años en internet pero no encontraba ni rastro, hasta que hoy gracias a tu blog ya he podido ver algún video y recordar! :-D

    Por cierto yo también estudié medicina, estoy ahora haciendo la residencia de psiquiatría.

    ResponderEliminar
  9. yo también leí ese libro y me encantó, lástima que alguien lo robó de la biblioteca del colegio

    ResponderEliminar
  10. QUE PASA SOLA VEO EL CAPITULO 1

    ResponderEliminar
  11. E LEIDO EL PRIMER LIBRO DE LA MANO NEGRA,STA.cHULOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO.ME ENCANTAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

    ResponderEliminar
  12. Que recuerdos, entre la Mano Negra y los libros de casos de Wolfgang Ecke pasé buena parte de mis veranos!!, ahora estoy buscandolos todos (este ya lo tengo!) para que mi nena los lea... en cuanto aprenda a leer!!

    ResponderEliminar
  13. Solo con mirar el dibujo aún me acuerdo de las respuestas. En clase con mis alumnos lo vamos a leer el año que viene. Me encantó de niño y me sigue encantando de maestro

    ResponderEliminar

Gracias por tu mensaje. Siempre me hace ilusión saber que alguna persona, en algún lugar, se siente interesada por algo de lo que aquí escribo.